Dia 26

de nuevo a la Sección ayuno

“La confesión comienza con tristeza, pero termina en alegría.”

Salmo 51:8

Cuando le di mi vida al Señor, escribía en mi Biblia la fecha en que le prometí a Dios que dejaría de cometer el pecado con el que estaba luchando. Escribía: “En este día dejaré de cometer este acto de pecado”. Luego, cuando me equivocaba, anotaba la fecha y escribía: “Lo siento, Dios, lo eché a perder”. Mi Biblia estaba llena de fechas de confesiones y arrepentimientos. Tenía un diario de confesiones.

La confesión es el acto de admitir la propia culpa de uno. La Biblia dice: “Pero si confesamos nuestros pecados, Él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados y limpiarnos de toda maldad” (1 Juan 1: 9).

Descubrí que la confesión no es decirle a Dios lo que él no sabe ya; es venir a Dios con toda honestidad. He llegado a comprender que la gracia de Dios es suficiente, no solo para perdonar, sino también para cambiar. Mientras ayunamos y nos separamos para Dios, recuerde que si realmente cree que la gracia de Dios es real, entonces será abierto y transparente con El todos los días.

 

Dos Formas de Confesión

  1. Confesión Interna

“Porque hay un solo Dios, y un solo mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo hombre”     1 Timothy 2:5

  1. Confesión Corporativa

“Confesaos vuestras ofensas unos a otros, y orad unos por otros, para que seáis sanados. La oración eficaz del justo puede mucho.” Santiago 5:16

La Importancia de la Confesión:

Cuando no confesamos, puede afectarnos física y emocionalmente.

“Mientras callé mi pecado, mi cuerpo se consumió con mi gemir durante todo el día.

– Salmo 32:3

 “Nada hay sano en mi carne a causa de tu indignación; en mis huesos no hay salud a causa de mi pecado.  Porque mis iniquidades han sobrepasado mi cabeza; como pesada carga, pesan mucho para mí” – Salmo 38:3-4

El camino a la confesión

  • Examinarse uno mismo – Confesar su culpa. (Salmo 51:5)
  • Ten un espíritu contrito – Debería haber remordimiento en tu confesión (Salmo 51:17)
  • Acepta las consecuencias y que el Señor sería irreprensible si te juzgará. (Salmo 51:4)
  • Ten una determinación de evitar el pecado y recibe tu alegría una vez más (Salmo 51:8)

Objetivos de Oración:
Prayer for your children

Reto de Ministerio:
Give in secret

Comments